Juan Varilla: Prebiótica.

Juan Varilla. Dendritas-01













 

 

El origen de la vida desde un punto de vista artístico


Botón prebiótica

¿Qué es esta imagen?

Usted, amable visitante, pensará que se trata de una
fotografía obtenida en un laboratorio, de algo biológico:
Microbios, hongos, tal vez algas...
De lo que no me cabe duda es de que esto parece interesante
y bastante atractivo.  

 

 

 

Foto: Juan Varilla. Dendritas en 3D. Técnica mixta sobre lienzo.

Pues sólo es pintura sobre un lienzo.
Bueno, pintura y buena dosis de paciencia. La que invierto en mi nueva serie pictórica: "Prebiótica".

 

 

 

 

 

Motivos

Prebiótica nace del diálogo entre la Ciencia y el Arte.

  • Por un lado, la Ciencia avanza en la construcción del paradigma que algún día
    presumiblemente explicará de forma plausible cómo la materia y energía liberadas
    en el Big-Bang evolucionaron hasta el punto de constituir los complejos sistemas
    autoorganizados que denominamos "seres vivos".

  • Del otro lado, el Arte, producto tecnológico de unos seres vivos capaces de
    organizar, crear, manipular y transmitir información, es capaz de ofrecer una
    mirada propia, expresada en un lenguaje más emocional probablemente, sobre el
    conocimiento adquirido acerca de la cuestión de los orígenes de la vida que la
    investigación científica describe a través del rigor lógico.

    Prebiontes

    Los motivos (modelos, objetos, "prebiontes") de Prebiótica se
    inspiran en los hallazgos e hipótesis que sitúan la vida en la intersección de
    distintas vías de evolución físicoquímica, como producto necesario, derivado de
    la azarosa constitución del universo.

Juan Varilla. Dendritas 3D-2

 

 

Foto: Juan Varilla. Dendritas en 3D. Técnica mixta sobre lienzo.

 


 

 

 

 

Es importante para mí recalcarlo: Esta afirmación no es fruto de creencia alguna,
teológica o filosófica, sino que se trata de una base estéticamente atractiva, de la
que parte el procedimiento que me ha permitido llegar hasta imágenes como las
que se pueden ver aquí, pasando a formar parte del árbol de especies de Prebiótica.

 

1 2
3 4  

Fotos: Juan Varilla. 1) Membranas. 2) Dendritas, 3) Prebiontes, 4) Esférulas. Diversos procedimientos.



Esta serie es, pues, una meditación personal que partiendo de unas
condiciones iniciales preestablecidas, estudia y a veces dirige la interacción
de algunos materiales fluidos pigmentados sobre un soporte previamente imprimado.

 

Información actualizada con más frecuencia en

http://www.facebook.com/Varilla.es

Anexo: La visión científica de los orígenes de la vida

BREVE PANORAMICA HISTORICA

Alexander Oparin y John B. Haldane

Formulada durante la primera mitad del siglo XX, la hipótesis Oparin-Haldane
buscaba dar respuesta a la demostración de Pasteur de que un ser vivo sólo puede
proceder de otro ser vivo. Por lo tanto, la generación espontánea queda fuera de
la investigación científica. La teoría establecía una serie de puntos de partida
para que la abiogénesis fuera posible: La Tierra, por la época en que comenzó la
vida, tendría una atmósfera reductora, libre de oxígeno (con metano, amoníaco,
hidrógeno y agua ) sometida a diversas fuentes de energía como los rayos, la
radiación solar y el calor geotermal, lo que provocaría la formación de
compuestos orgánicos. La imagen de una "sopa oceánica prebiótica" caracteriza
otra de las premisas en esta tesis. De esta "sopa" surgiría la vida merced a
transformaciones ulteriores.

Stanley Miller y Harold Urey

En los años posteriores a la conclusión de la II Guerra Mundial se produjo un
cierto consenso científico en torno a las tesis Oparin-Haldane. En 1952, el
joven científico Stanley Miller se propuso demostrar que en ciertas condiciones
de laboratorio, a partir de una mezcla materiales no orgánicos presumiblemente
existentes en la Tierra primordial, era posible obtener otros de un orden de
complejidad creciente en función del tiempo y la energía suministrada al sistema
por el experimentador que eran plenamente clasificables como pertenecientes al
reino de la bioquímica. Este dispositivo fue el punto de partida de la posterior
investigación, no exenta de polémica, pero poseedora de un innegable valor
científico como fuente de hipótesis y conocimientos.

En cierto modo, gran parte de la polémica que suscitó este tipo de experimentos vino
dada por una cierta apariencia de retroceso de este tipo de experimentación química
a los oscuros tiempos de la alquimia.

El experimento Miller-Urey

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: El experimento de Miller-Urey

El enfoque artístico

¿Figuración o abstracción?

Con todas las licencias que el arte otorga al practicante, mi Prebiótica es una
aproximación pictórica al carácter experimental de los hitos y hallazgos
científicos que se suceden desde el experimento primitivo de Miller-Urey.

Juan Varilla. Dendritas-100ab

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se plantea quizás una duda ontológica sobre el encaje. ¿Es figurativa o abstracta?

Precisamente, bajo mi óptica personal, ese carácter ambiguo, "alquímico", constituye
uno de sus mayores atractivos, puesto que la libertad del operador queda a salvo
cuando aplica sin restricciones la arcana fórmula del "a ver qué pasa". Y
cuando lo que vemos que pasa es tan atractivo estéticamente como las imágenes
que aquí se exponen, creo que el principal objetivo está logrado. Por otra
parte, es innegable la vocación de aproximación de los procedimientos que he
empleado a las pautas fundamentales que rigen la interacción de materiales en la
naturaleza: La imitación de lo natural. La naturaleza prefiere el camino más facil, el de
menor gasto energético. Los atajos que empleo intentan exclusivamente incrementar la
posibilidad de que un suceso se produzca en un plazo de tiempo razonable
(inferior al geológico, por supuesto) y se inpiran en fenómenos físicos como la
erosión, la cristalización, efectos de la gravedad o del viento, superposiciones
debidas a movimientos tectónicos, etc. Al margen de las anteriores líneas de
actuación, procedentes de la premisa teórica adoptada, la estrategia que he
seguido es la de intervenir puntualmente en el proceso con el fin de otorgarle
valor compositivo. He buscado, en definitiva (espero que conseguido), que el
resultado sea atractivo, intencionadamente decorativo.

Juan Varilla. 2012.